11. Desarrollo y desigualdad

La situación económica y social del Magreb se caracteriza por el distanciamiento abismal existente entre los distintos sectores de la población. La concentración del poder en élites políticas y económicas impide una distribución de la riqueza más igualitaria y genera grandes desigualdades que afectan especialmente a la población rural, a las mujeres y a los jóvenes. El derecho a la salud, a la educación, a una vivienda digna, o a la seguridad social son derechos ejercidos por un reducido número de personas privilegiadas.

En los países del Magreb se dan procesos de exclusión económica que han marginado a regiones enteras y grupos sociales del desarrollo.
En muchos países nos encontramos un modelo de desarrollo dual heredado de la colonización.

panel11foto1En Marruecos, por ejemplo, la actividad económica y la inversión se concentraron en las ciudades del litoral atlántico excluyendo a las regiones del norte y el interior del país. Por otro lado, los sistemas de producción de tierras fértiles están en manos de unos pocos y, a menudo, no se respetan los derechos de las trabajadoras y trabajadores del sector agrícola. Las condiciones laborales son precarias: ausencia de contratos laborales, no cotización a la seguridad social, incumplimiento de los salarios mínimos y del tiempo de trabajo, etc.

panel11foto2En la primavera de 2011 comenzó en el Magreb un proceso de levantamientos populares que se extendió a la mayor parte de los países árabes, dentro y fuera del Magreb. Desde Túnez hasta Egipto, Marruecos, Argelia, Libia, Siria y Yemen, entre otros, la primavera árabe aglutinó a miles de ciudadanas y ciudadanos que salían a las calles reivindicando un desarrollo más equitativo.

El protagonismo de las y los jóvenes no sólo recibió el apoyo internacional, sino que ha tenido su reflejo incluso en países como España, a través del Movimiento 15M. Problemas como la injusticia social y la desigualdad no son exclusivos de los países en desarrollo, sino que en el llamado “Occidente” también hay muchas necesidades aún por cubrir.

panel11foto3

El papel de la juventud en estas movilizaciones fue fundamental.
La juventud consiguió reunir a diferentes sectores de la población: trabajadoras/es, desempleadas/os, campesinas/os, militares, colectivos de mujeres, etc.

panel11foto4panel11foto5panel11pie